Finis mundi

finis mundi

.
FICHA BIBLIOGRÁFICA:
Título: Finis Mundi
Autora: Laura Gallego García.
Ilustración de cubierta: Pablo Torrecilla
Editorial: SM
Ciudad y año de publicación: Madrid, 1999.
Colección: El Barco de Vapor
Número de páginas: 253 
ISBN: 84-348-7011-8

.

Sinopsis:

Finis Mundi cuenta la historia de Michel, un joven monje de catorce años que descubre en su monasterio unos pergaminos que profetizan la llegada del fin del mundo para el año 1000. Estamos en el año 997 y la única manera de evitar la catástrofe es reunir tres amuletos mágicos, los tres Ejes del Tiempo, repartidos por toda Europa. Cuando su monasterio es destruido, Michel decide emprender la titánica búsqueda. Por suerte, no estará solo: Mattius, un juglar cínico y aventurero, se ofrecerá a acompañarle, junto con su perro Sirius, y juntos emprenderán un largo viaje lleno de peligros; a ellos se unirá más adelante Lucía, una chica que quiere ser juglaresa… pero no todo es tan sencillo. La Cofradía de los Tres Ojos, cuyos líderes los espían desde la sombra, quiere encontrar los Ejes del Tiempo a toda costa…

.

Curiosidades sobre la novela contadas por la autora:

.

Consideraciones histórico-sociales sobre Finis mundi:

En el plano de lo histórico y literario, Finis mundi refleja de forma ágil y sencilla la jerarquización en la Edad Media y el organicismo, dando protagonismo a los estamentos más bajos, particularmente los juglares, y dejando al margen a los nobles. La información que incluye sobre la difusión de las noticias, la condición de los juglares, el latín como lengua de cultura ajena al pueblo, la organización en gremios, los cantares de gesta, etc., puede facilitar al lector la comprensión de cuestiones históricas y también literarias. Igualmente narra hechos que sucedieron en realidad: el viaje a Roma del jovencísimo Otón III, emperador de Alemania,  y la localización de la tumba de Carlomagno en Aquisgrán; el saqueo de Santiago de Compostela por Almanzor en el 998, respetando el sepulcro del Apóstol, la ocupación vikinga de Inglaterra y el personaje del arzobispo de Winchester, Aelfric.

La obra, sin embargo, no es historia ni un manual literario, ahí radica su mayor mérito: es, preferentemente, ficción, aunque incorpora elementos de forma natural, sin forzar el argumento ni sobrecargarlo, sin producir aburrimiento sino,contrario, incluyendo datos que pueden motivar el interés por saber más. También desde la perspectiva literaria la riqueza del libro se pone de manifiesto en una simple anécdota: la versión castellana tiene diferente final que la alemana y en ambos países ha sido un éxito, porque el valor está no sólo en el final, que algunos lectores voraces van buscando, sino en el propio libro, en su construcción, sus personajes y su riqueza en muchos ámbitos, entre los que se incluyen los contenidos transversales, porque Finis mundi es también un canto a la tolerancia y al protagonismo del hombre para elegir y cambiar su destino gracias a la libertad y de acuerdo a su voluntad. Es de agradecer que la autora, lejos de lo que  es común en otros autores, no juzga la historia, sino que permite al lector, como parte de ella, que se una a los protagonistas y asuma su propia e individual postura.

(Fuente: http://literaturajuvenil.wikispaces.com/file/view/FINIS-ALUMNO.pdf)

.

Opiniones de algunos lectores:

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s